Hace unos meses contactaron con nosotros para un proyecto muy normalizado para el cliente pero muy novedoso para nosotros. Un proyecto que nos hacia especial ilusión por lo curioso de las imágenes. Se trataba de una demolición, otra experiencia más a sumar en este singular mundillo de los drones.

El proyecto

El proyecto en cuestión era grabar desde un punto fijo la demolición de la torre de gasificación de una planta en plena renovación. Nada mas y nada menos que 75 kilos de dinamita y 456 detonadores. Un trabajo de planificación de varias semanas que se resumiría en segundos.

Coordinación con la organización.

Ahí es donde entramos nosotros. Situando uno de nuestros drones en un punto estratégico. Para ver si el gigante de hormigón armado se desviaba centimetricamente hasta donde se calculó. Si las piscinas mitigaban la gran cantidad de polvo y un largo etcétera de tecnicismos que dejamos para los profesionales.

Organización y desarrollo

Todo estaba muy bien organizado. Se desplazaron hacia allí responsables de empresas, cuerpos de seguridad nacional, prensa y algún que otro curioso. Las carreteras se cortaron unas horas antes. Se estableció un gran perímetro de seguridad y todo se revisó minuciosamente.

Coordinación con los cuerpos de seguridad

Conforme iba llegando la hora establecida nosotros íbamos preparando para que todo saliese perfecto. Todo bien atado con los responsables de la demolición y los cuerpos de seguridad nacional.

Después de unas pruebas y faltando escasos 5 minutos. Nos disponemos a volar para colocarnos en el punto que la organización nos asignó. Ya en nuestro sitio y después de unos instantes suenan unas sirenas, a través de la radio escuchamos la cuenta atrás y KABOOOM!! mirad mi reacción.

Mi reacción en gif

Un momento espectacular donde vimos resumido a segundos el buen hacer del trabajo de muchas horas y muchos profesionales. Otra experiencia para la saca muy contentos con el trabajo. A comer y para casa. Aquí os comparto el vídeo en cuestión.

Si tienes tiempo y quieres leer mas te recomiendo este post pinchando AQUÍ

Tomás González Martínez/ Asistiendo en primera fila a un cambio de era en la era del cambio, piloto avanzado y operador de aeronaves RPAs, ciclista tecnológico, early adopter, enamorado de lo más novedoso y del crecimiento exponencial en el que estamos inmersos.