Topografía con Drones

 

Hoy os vengo a contar sobre otro departamento en el que nos estamos especializando en Flyworkdrone. A partir de mucho trabajo, investigación, pruebas, ensayos, errores y un poquito de todo, hemos logrado desarrollar un producto con el que estamos realmente contentos. Se trata de levantamientos topográficos con drones.

 

Levantamientos a través de la fotogrametría.

 

Para elaborar estos estudios utilizamos la fotogrametría con drones. Es una técnica utilizada para crear modelos tridimensionales de zonas u objetos a partir de fotografías convencionales. Consiste en solapar varias imágenes captadas con el drone, y utilizando puntos de control definidos previamente. Para conseguir una visión tridimensional del objeto o zona fotografiada a partir de una nube de puntos. Con esta técnica podemos generar mapas y modelados 3D del terreno con una precisión y resolución centimétrica.

 

Montando el GPS

Montando el GPS

Metodología

 

Lo primero que hacemos en estos levantamientos topográficos son labores de estudio. Comprobamos el espacio aéreo por si fuese necesario la solicitud de permisos o coordinación con los diferentes órganos gestores del espacio aéreo. Comprobamos la cobertura 3G para ver si podemos trabajar con el receptor GPS en modo GPRS. y finalmente planificamos los puntos de control y vuelos.

 

Jornadas de campo

 

Posteriormente nos vamos al campo donde colocamos los puntos de control en las ubicaciones planificadas. Nosotros particularmente utilizamos unas dianas de cartón biodegradables, (Somos sostenibles) utilizamos como referencia para marcar el punto con el equipo GPS el centro de la diana.

Todos los puntos siguen un criterio para que el resultado final sea lo más optimo.

 

Toma de puntos

Tomando  puntos.

Una vez puestas todas las dianas y recolectadas las coordenadas exactas de cada una de ellas. Nos disponemos a despegar desde las zonas donde más área podamos cubrir. Con los vuelos planificados para que nuevamente todo sea lo más optimo. En este paso cuanta mas resolución tenga la cámara más definido será todo, también es directamente proporcional a la altura que se realicen las fotografías, donde cada una de ellas esta georeferenciada. Generalmente la resolución que solemos sacar en estos levantamientos topográficos son unos 3 cm por pixel o mejor.

Jornadas de estudio

 

Después de las jornadas de campo empieza el rock and roll, nuestras workstations empiezan a echar humo calibrando las cámaras,  posicionando la zona, procesando las imágenes etc… para generar una nube de puntos con una barbaridad de ellos por metro cúbico. Seguidamente seleccionamos las fotografía donde aparecen las dianas y allí marcamos el centro para indicarle exactamente que latitud, longitud y altitud existe. A posteriori empezamos a generar modelos 3D, mallas, modelos digitales de superficie, modelos digitales del terreno, ortomosaicos y un largo etc de archivos.

Una vez generados estos archivos, a través de un software GIS, nos disponemos a realizar una delineación vectorial con todas las afecciones de la zona, como pueden ser masas vegetales, de agua, lineas eléctricas, construcciones… además de que todo se ve a la perfección y con la máxima actualidad creamos estas capas para que se puedan ver de un vistazo. Las curvas de nivel se crean a demanda en un formato CAD un estándar dentro de muchos sectores. Todo esto va georreferenciado en coordenadas ETRS89 o WGS84.

 

Los 4

Después de una jornada

 

Para rematar la faena de estudio me entretengo en la creación de un reporte de calidad con todos los datos técnicos del estudio que sinceramente si no estas un poco puesto en el asunto es un tanto ilegible Pero muy importante bajo mi punto de vista por la cantidad de información que se arroja. Finalizando con un informe del trabajo con todas la referencias y datos catastrales de las parcelas aceptadas. Compartimos un enlace desde nuestro servidor con todo esto y a preparar para el próximo trabajo.

Si tienes gana de seguir leyendo sobre topografía no te pierdas esta entrada pinchando AQUÍ

 

Tomás González Martínez/ Asistiendo en primera fila a un cambio de era en la era del cambio, piloto avanzado y operador de aeronaves RPAs, ciclista tecnológico, early adopter, enamorado de lo más novedoso y del crecimiento exponencial en el que estamos inmersos.